Convenio de colaboración con Funteso 🙂

Creo en lo que hago.

Apuesto por un mundo más accesible.

Y por supuesto creo en nuestros mayores. Son sabios y experimentados.

Todos podemos aportar.

No os podéis imaginar todo lo que aprendo con ellos, trabajando codo con codo. Escuchando lo que tienen que decir.

Mantenemos una relación simbiótica, ellos aprenden de mi y yo de ellos. Crecemos juntos.

Estas vivencias, esta apuesta clara para que los mayores estén con nosotros, junto a nosotros, pegaditos. Me ha llevado a seguir adelante.

Busco que las tecnologías no los terminen excluyendo.

Pensemos que nuestros adultos mayores vienen de un mundo completamente analógico.

Nuestra responsabilidad es formarles, ayudarles en este proceso para adquirir habilidades digitales para poder ser ciudadanos digitales, que al final es lo que demanda la sociedad actual.

Creer, crear, crecer

Creer, crear, crecer. Así dice Enrique Varela, presidente de Funteso (Fundación Tecnología Social).

Cuando se cree, cuando se sigue adelante, se conecta con personas o sitios que llevan el mismo ADN.

Este camino me ha llevado a Funteso y a la inversa.

Con conexión y marcándonos unos mismos objetivos ha nacido el convenio de eMayores con Funteso.

Espero de corazón, que este paso de colaboración lleve a hacer algo más pequeña la brecha digital, a que nuestras personas mayores no se sientan excluidas.

Deseando que las tecnologías estén al servicio de los ciudadanos y no al contrario.

Trabajando juntos buscaremos la accesibilidad, el llegar a todos y de uno en uno.

En marcha

Vamos a seguir caminando.

Hay iniciativas verdaderamente interesantes que buscan a través de la tecnología facilitar la vida a las personas.

Aprovechemos todo este movimiento revolucionario para vivir en una sociedad más amigable.

Donde tengamos cabida todos. Donde mayores, personas con ciertas discapacidades tengan el mismo lugar de los más jóvenes y ágiles.

Como dice una persona que he conocido en este camino “Todos tenemos algo de discapacitados” ¡Qué razón! Celia.